viernes, 17 de abril de 2009

Betty.

Esta damita se ha incorporado a nuestra vida. ¿A que es guapa?



Betty (en homenaje a Betty Friedan, la autora de La mística de la feminidad) es una cachorrilla de Mini-Pinscher. Tiene poco más de dos meses y de momento va acostumbrándose a nosotros con inesperada placidez. Es muy cariñosa y juguetona (cuando crezca ríete tú de las Termópilas), y necesita muuuchos mimos. Hay algo encantador en la descripción que uno suele encontrar de esta raza en concreto, y es que a menudo los llaman "buscapleitos", porque no conocen enemigo grande y, llegado el caso, no son conscientes de su pequeñez frente a los gigantes. Me gusta esa filosofía.
Estamos muy ocupados con trabajo y estudios, pero para la ternura siempre hay tiempo, como decían los clásicos (o sea, Víctor y Ana).
Bienvenida a casa, pequeña Betty. Y a este blog, en el que, para empezar, te has convertido en etiqueta. Seguro que acabarás teniendo muchas entradas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario