miércoles, 22 de julio de 2009

Un escritor contento.

Porque he retomado el Faure, y aunque madrugar a las 5.50 es complicado, no nos vayamos a engañar (laborare stanca, decía el poeta), cuando completo mi trabajo literario diario luego no hay quien pueda conmigo, y el mundo es un lugar muy, muy bonito.

Tan bonito como esta canción de uno de mis grupos favoritos, que me gustaría compartir con los siempre gentiles lectores/as, como un guiño de optimismo.

Saint Etienne, 'Method of modern love':

Además, estoy leyendo una novela que, si no se tuerce en el último tramo, es una verdadera obra maestra, compleja, dulce y emocionante, "La lluvia antes de caer", de Jonathan Coe, en Anagrama. Os hablaré de ella.

No hay comentarios:

Publicar un comentario