sábado, 8 de agosto de 2009

Atención, obra maestra: 'God help the girl'.

Ya he hablado de este disco en una entrada anterior, pero es que a medida que lo escucho no dejo de apreciarlo más y más. Ya estábamos acostumbrados a que "Belle & Sebastian" nos ofreciese una obra excelente en cada título, pero este proyecto en solitario de Stuart Murdoch es sencillamente magistral. Además la propia concepción del álbum me parece una historia preciosa, que afortunadamente su mujer ha ido filmando en un documental, "Girl singer needed", que esperamos poder ver entero -de momento, sólo un trailer-: hace años comenzó a deambular por su cabeza una canción, ('God help the girl') y de ahí nació el propósito de contar una historia a través de diferentes formatos; ahora tenemos el disco, y más adelante vendrá la película. Este es, ante todo, un proyecto con chicas, voces femeninas a la manera de las grandes del soul y el pop de pasadas décadas. Pero parte de su encanto estriba en que se trata de nombres desconocidos hasta ahora para el público. Murdoch puso varios anuncios con el lema "Girl singer needed" y unas especificaciones divertidas que excluían el tipo "Celine Dion" (¡horror!).Realizó así un casting y acabó encontrando las voces idóneas, frescas, sensibles y sorprendentes. Entre ellas, estas tres señoritas, alguna de las cuales no había cantado ante el público en su vida. Pero sobre todas destaca la que ha acabado adjudicándose el papel central, Catherine Ireton, que tiene hechuras de estrella clásica y a la que podemos augurar una larga carrera en esto de la música. Qué mejor manera de comenzar que hacerlo de este modo, en un proyecto artístico elegante, delicado y auspiciado por la calidad innegable de uno de los mejores compositores del pop contemporáneo.




El primer single, completamente atípico para la época en que vivimos , "Come monday night" es uno de los temas más preciosos que pueden escucharse, y el aire añejo del vídeo lo hace encantador. Como lo he colgado en una entrada anterior, añado esta vez una breve grabación sobre la presentación en directo del álbum, pero os invito a que lo veáis de todos modos.











Suele ocurrirme que muchas épocas de mi vida aparecen marcadas por una concreta lectura o música. El verano de 2009 siempre será para mí el de 'Come monday night', 'God help the girl' y tantas otras de este disco excepcional. Bueno, tampoco puedo olvidarme de los Cola Jet Set, que con sus guitarras y sus tambores también me hacen sonreír y tararear como si la vida fuese únicamente bonita.


En cuanto a las lecturas, disfruto de los 'Cuentos europeos' de Doris Lessing, un volumen maravillosamente editado por Lumen y que he venido aplazando a lo largo del año -son casi mil páginas-; constituye un placer literario de esos que a uno le gusta saborear y demorar.


4 comentarios:

  1. Música del estío 2009: Joaquín Sabina. Nunca pensé que podría echar tanto de menos la música.

    Libro: 'Los nuevos', de un prometedor autor del que no recuerdo el nombre -ya te contaré-, y, a cierta distancia, 'Historias de amor y oscuridad' de Amos Oz.

    ResponderEliminar
  2. Buena música, Rafa, y buen libro (el segundo). Feliz estío, allá en el exilio polaco.

    ResponderEliminar
  3. Jope tio eres un filón, escritor y además nos recomiendas estas maravillas musicales, te enlazo pero ya! Enhorabuena.

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias, señorita Wodehouse!!

    Jeeves

    ResponderEliminar