miércoles, 30 de septiembre de 2009

Glamour y gallinas.

Ahora que estoy renovando mi idilio musical con Saint Etienne, me ha hecho gracia encontrar esta entrevista con la encantadora Sarah Cracknell en la que nos cuenta su vida en el campo. Ahora entiendo mejor la ironía de la canción "Relocate" del álbum "Tales from turnpike house" en la que una pareja discute sobre la conveniencia de abandonar la ciudad. Aunque parece que en su caso ha habido acuerdo desde el principio entre su marido y ella, no así los niños, que habituados a la tele y la consola, se aburren a los diez minutos de estar fuera. Bueno, digo yo que se puede estar fuera con la PSP o la DS igualmente.

La verdad es que nunca nos la habríamos imaginado rodeada de gallinas, pero afortunadamente su pose y esos zapatos incompatibles con la vida rural recuperan para la afición a la Sarah pijísima y bellamente distante. Cuarenta y un años espléndidos, tan sólo superada en hermosura por mi Nuriuca y si acaso Tilda Swinton, aunque últimamente cada día se parece más al cantante de Communards, con el corte de pelo que se ha hecho, y por ahí no paso:

3 comentarios:

  1. Me encanta lo del cantante de los Comunards, ja, ja ...me gustaban mucho sus bailecitos absurdos cantando en falsete: Theres more to looove...that boy meets girl...

    ResponderEliminar
  2. Tilda siempre estará estupenda, incluso con ese corte de pelo... muy bueno el detalle de los zapatos de tacón, tan ideales para andar con gallinas...ay como son algunas...

    ResponderEliminar
  3. Wodehouse: la verdad es que las canciones tenían su punto. Lo que daba susto era cuando al tío le hacían una entrevista y sacaba un vozarrón irreconocible. La verdad es que yo los sigo escuchando (procuro, eso sí, no imitar sus bailes).

    Calamarin: acepto que Tilda siempre estará estupenda, pero más estupenda con el pelo no tan corto a ambos lados de la cara. En cuanto a los tacones de Sarah... uno no se la imagina así limpiando el gallinero.

    ResponderEliminar