martes, 29 de septiembre de 2009

'Los nuevos' llama a las puertas de la posterioridad (¿la posterioridad se habrá cambiado de dirección?).

Este pequeño post es un reconocimiento-agradecimiento a mi amigo-colega literario Rafa González Tejel. Gracias a sus buenas gestiones, que imagino próximas a una novela de espías, con encuentros en callejones turbios, mucha gabardina de cuellos altos y cigarrillos a medio consumir, un ejemplar de mi novela "Los nuevos" forma parte del catalogo bibliotecario de una institución pública, en una de sus sedes en el extranjero, a la que no haré referencia porque me consta que varios sicarios lo andan buscando para romperle las piernas o arrojarlo al río potomac con unos zapatos de cemento. El caso es que, cuando pasen los años y de mí ya no quede ni rastro -aunque pienso volver como fantasma para joder la vida a unos cuantos-, una copia de "Los nuevos" permanecerá depositada en un lugar libremente destinado a la lectura, disponible para el encuentro azaroso y quizá la recomendación boca-oreja. Entonces alguien descubrirá la novela y se preguntará... por qué demonios está allí; o no, a lo mejor aprecia sus pocos o muchos valores literarios. Gracias, Rafa, de veras.
Esta pequeña distribución por bibliotecas en su edición en papel es algo que se me había pasado por la cabeza y que haré de vez en cuando. Entretanto, y a la espera de la generalización del e-book, continúa descargable -e imprimible- en Bubok, como modesta pero orgullosa aportación a la República de las Letras, tal vez la única de la que me siento honrado ciudadano.

4 comentarios:

  1. Vaya, conseguirás que me emocioné a pesar de la gelidez en la que estoy sumergido. El placer es mío y de todo aquel que se acerque a este libro tan cuidado en todos los sentidos. Ya está entregado,con la correspondiente sonrisa de la bibliotecaria.

    Abrazos!

    ResponderEliminar
  2. Como ya te he dado las gracias, me limitaré a expresarte que si alguna vez necesitas un tirón de manos para salir de los Potomac en que ocasionalmente nos metemos, aquí está la mía.

    ResponderEliminar
  3. Hola, Francisco¡Decirte que, por fin, tu libro está en el catálogo de esa biblioteca que dices :-), se ha demorado un poco...Con Rafa como magnífico compañero de viaje, haremos lo indecible para que tu libro se lea (lo leeremos). Y no estaría mal que el "autor" pudiera pasarse por estas frías tierras y contarnos de su experiencia en estas lides (nos interesa muchísimo esta nueva manera de publicar y hacer el libro accesible a todos). Gracias a ti :-)

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias, anónimo/a benefactor/a. Espero que quien por azar o maldición divina lo lea no os pida responsabilidades. Podéis decirles que para cualquier reclamación se dirijan a este blog, con las manos visibles y los objetos punzantes en la bandeja dispuesta junto al control de armas.
    Gracias a vosotros/as.

    ResponderEliminar