domingo, 18 de octubre de 2009

Sandie shaw ayuda a la causa contra la soledad (mis discos frikis, cap. I)


Sandie Shaw, la cantante de los pies deslcalzos que triunfó con "Puppet on a string" era uno de los ídolos de infancia de Morrissey. Así que alrededor de finales de los ochenta, en pleno auge de los Smiths, comenzaron a cartearse y hacer amistad. Como consecuencia de ello Sandie grabó un par de versiones de sus temas: "Hand in glove" y "I don't owe you anything". La primera, sobre todo, tuvo bastante repercusión, y ayudó a Mozz a superar la frustración de la escasa difusión que inicialmente había obtenido el single. Lo que en al principio fue visto como una simple extravagancia de una banda joven que resucita a una vieja dama de la canción, como luego sucedió con los Peto Shop Boys y Dusty Springfield o Liza Minelli, tuvo continuidad con la grabación de un disco, "Hello Angel", que el abajo firmante consiguió en su día a través de una de aquellas esotéricas tiendas que te vendían vinilos por correo con un entrañable catálogo escrito a máquina que te ponía los dientes largos.



Ahora lo he pasado a MP3, y además de servir para recordarme lo lastimosamente viejo que me estoy haciendo, me ha permitido volver a disfrutar de dos temas excelentes: el primero, "Nothing less than brilliant", tiene una harmónica reconocible, ¿verdad? Sí, es Johny Marr:





La segunda canción, escrita por Morrissey, "Please help the cause against loneliness", y de la que puede encontrarse una versión con su propia voz, es un verdadero encanto, y la escucho estos días porque tiene el tono musical propio de los personajes de una de mis novelas cortas, "El hombre que espera", con la que a veces doy la lata en este blog, y que pienso revisar y editar en cuanto tenga un huequecito en mi vida atribulada de leguleyo superado por las circunstancias.

Por cierto, premio para la señora o el caballero que descubra a Mozz entre los acompañantes acartonados/as de Sandie en este vídeo:








El álbum incluía también una simpática canción, "Take him", en la que Sandie relataba su disputa con una chica jovencilla por arrebatarle a su amigo Mozz en la pista de baile. Bueno, aunque en realidad su nombre no se citaba, todo el mundo lo entendió así por sus referencias al quiff del poeta de Manchester.



Ya, bueno, este disco es una rareza friki, pero qué pasa, otros tienes cabezotas de jabalíes disecados en la sala de estar, ¿no?, ¿algo que alegar?

1 comentario:

  1. Vaya entrada jugosa, amigo leguleyo para estar falto de tiempo!
    También fue mi idolo infantil. El año que ganó Eurovision estaba yo cursando Preescolar (o sea como 3º de Infantil) y la teacher de inglés nos la hizo aprender. En mi casa, tenía que salir por narices a cantar la canción en todas las reuniones familiares. Aun me dicen: Te acuerdas cuando salías a cantar la canción de Sandy Show?. Ufff.

    ResponderEliminar