miércoles, 18 de noviembre de 2009

'Let's Change the World with Music', de Prefab Sprout. Amamos la música.

Una maravilla. El disco en sí, y la historia de este excelente compositor, Paddy McAloon, aquejado de una extraña enfermedad que le ha afectado la vista y el oído. Siempre había sido un outisider, como tantas otras figuras de los ochenta (Terence Tren't D'arby, ahora Sandanda Maitreya) que después de un éxito masivo deciden proseguir en la música por su propio camino -lo que, bien sabido es, conduce a la soledad y el silencio-. Durante todo este tiempo no ha dejado de escribir numerosos álbumes rechazados inicialmente por las discográficas, hasta que en un momento dado decidió ya prescindir de ellas. Ahora, y tras esa etapa en que sus problemas de salud podían hacer esperar una obra oscura y dolorosa, ha remotado un proyecto de los años noventa y nos ofece un álbum luminoso, encantador, que contagia un entusiamo evidente desde su mismo título: cambiemos el mundo a través de la música.

Y de veras lo consigue, al menos el de quien lo escucha: "Let there be music", "Ride", "Music is a princess", "Earth, the story so far", "I love music"... Es difícil encontrar una floja, que no te revitalice, te haga tarear o sonreír. Vamos, que se me ha disparado la cabeza hacia mis proyectos narrativos y estoy convencido de que van a ser todos maravillosos, y que yo también voy a cambiar el mundo con la literatura.
Aquí os dejo "Ride", que recuerda un poco a New Order.


No hay comentarios:

Publicar un comentario