lunes, 21 de diciembre de 2009

'Poupée de cire, poupée de son.'

Esta canción, que de alguna forma ocupa un lugar importante en la novela corta "El hombre que espera", culpable de mis madrugones, me acompaña estos días. Suena, por así decirlo, al principio y al final del arco temporal que marca la vida de uno de sus personajes. Me gusta esta versión de Nosoträsh (vuelvo a incidir en el arte y la grandeza asturiana, qué ye, ho...).





2 comentarios:

  1. Aisss pues me encanta esta versión? es de hace mucho?
    hay muchas ocasiones en las que me hubiese gustado ser cantante y tener un grupete simplemente para versionar algunos temas, entre ellos, este. Me moriría por hacerla.

    ResponderEliminar
  2. No sé decirte exactamente, puede que de finales de los noventa, porque algunas de las chicas que aparecen el grupo después no siguieron. Yo también me hubiese apuntado a lo del grupete, aunque mejor siendo teclista de esos muy serios que parecen que están pensando en la hipoteca mientras hacen bailar a la gente... Felices fiestas!!

    ResponderEliminar