miércoles, 27 de enero de 2010

Al otro lado.


Escuchemos las voces de los márgenes.
Más allá del muro,
una bruma de voces y siluetas
nos redime.
Lanzo una piedra
y el viento la devuelve.
Me siento a esperar algo,
los brazos cruzados,
los ojos turbios,
pero nada viene.
Quisiera oírlas como vosotros.
Saber lo que os dicen.

2 comentarios:

  1. Vaya descubrimiento. Lo leo y releo. Sigue regalando perlitas así de vez en cuando :)

    ResponderEliminar
  2. Gracias Rafa, lo mismo te digo, no descuides el viejo baúl, aunque no tengas mucho tiempo.

    ResponderEliminar