viernes, 19 de marzo de 2010

'Self portrait', de Jay-Jay Johanson. Retrato del artista con libertad al fondo.


¿Cómo puede ser que el último disco de uno de mis artistas favoritos me haya pasado desapercibido durante casi un año? Lo descubro ahora, por casualidad, y tengo la suerte de, pese a todo, haberlo encontrado. Y es que la trayectoria de Jay-Jay nos habla a las claras de un artista a la manera antigua y, dicho sea de paso, auténtica, que sin encerrarse en ninguna torre de marfil tampoco acata otras órdenes que las de su voluntad y su instinto. "Antenna" (2002) supuso para él un golpe de éxito comercial que podía hacer prever que continuaría por la línea de "On the radio" o "Déjà vu", encantadoras piezas de pop ochentero, bailables y pegadizas como los mejores hits de entonces. En "Rush" (2005) aunaba ese estilo con el que lo había caracterizado hasta entonces, el de crooner postmoderno de hermosa voz profunda que cantaba al desamparo amoroso sobre bases de trip-hop. "The Long Term Physical Effects Are Not Yet Known" (2007) retomaba un giro jazzístico ya apuntado en su primer álbum "Whiskey" (1996), y aun así contenía un par de temas con el suficiente atractivo para ser difundidos al menos en los habituales medios indies que consituyen, para bien o para mal, su territorio natural.




¿Cuál sería su camino a partir de entonces? Seguramente su sello discográfico le sugeriría (seamos amables) volver por la senda discotequera de "Antenna". Y Jay-Jay ha hecho sencillamente lo que ha querido, ha escrito un puñado de excelentes canciones y las ha editado en este "Self-portrait" que nos devuelve al autor introspectivo, extremadamente sensible y poseedor de una asombrosa capacidad para la melodía de sus primeros álbumes. De este modo nos encontramos ante uno de sus discos más libres y arriesgados, y también ante uno de los mejores. Los temas siguen siendo hermosos, inmediatos y estremecedores como es habitual en él, pero poseen un tono personal, de reinvindicación sentimental y estilística, que los elevan como conjunto por encima de sus particulares logros. "Self-portrait" apenas ha sido divulgado comercialmente, y muchos ni nos hemos enterado de que existía. Es una nueva lección que nos da internet, la de que el seguimiento de los grandes artistas debe ser cada vez más activo por nuestra parte, porque están ahí, a pocos pasos -informáticos- de nosotros, y nos esperan.


Leo en su myspace que continúa girando por todo el mundo, y escribiendo canciones que en poco tiempo espera reunir en un nuevo ábum. Actualiza con frecuencia sus mensajes en esa página e interactúa con sus seguidores/as. Parece un tipo feliz con sus decisiones y su coherencia. Hace un par de años tuve la fortuna de verlo en directo, en Valencia, el concierto fue extraordinario, y al acabar se quedó a unos metros de donde estábamos para presenciar la actuación de John Cale, que seguía a la suya. Fuimos testigos privilegiados de lo mucho que disfrutaba con la música. Y eso es lo que nos transmite en cada disco. Seguir con fidelidad su camino es la mejor manera de agradecérselo.

Aquí os dejo "Lightning Strikes", segundo single.


5 comentarios:

  1. Bueno no te culpabilices, yo ni lo conocía y eso sí es grave en mi.

    ResponderEliminar
  2. lo descubrí hace poco gracias al maravilloso spotify...lo que me estaba perdiendo!hace mucho que una voz no me ponía los pelos de punta...
    salu2.dee

    ResponderEliminar
  3. Dee: es un compositor extraordinario, todos los discos merecen la pena y en directo es genial igualmente. Saludos

    ResponderEliminar
  4. Entonces probaré un directo,si algún día le dejan pasar por aquí.gracias:) dee

    ResponderEliminar
  5. Entonces probaré un directo,si algún dí le dejan pasar por aquí.gracias:) dee

    ResponderEliminar