domingo, 11 de abril de 2010

El papel del lector, en la última novela de Vila-Matas.

De la página 71 de 'Dublinesca':
"Sueña con un día en que la caída del hechizo del best-seller dé paso a la reaparición del lector con talento y se replanteen los términos del contrato moral entre autor y público. Sueña con un día en que puedan respirar de nuevo los editores literarios, aquellos que se desviven por un lector activo, por un lector lo suficientemente abierto como para comprar un libro y permitir en su mente el dibujo de una conciencia radicalmente distinta a la suya. Cree que si se exige talento a un editor literario o a un escritor, debe exigírsele también al lector. Porque no hay que engañarse: el viaje d ela lectura pada muchas veces por terrenos difíciles que exigen capacidad de emoción inteligente, deseos de comprender al otro y de acercarse a un lenguaje distinto al de nuestras tiranías cotidianas".
Es de agradecer que se nos recuerde de cuando en cuando el papel creador del lector, y la referencia a ese contrato moral tantas veces quebrantado por todos sus intervinientes. Vila-Matas, como siempre, una celebración de la literatura.

No hay comentarios:

Publicar un comentario