domingo, 13 de junio de 2010

'Una heredera de Barcelona', de Ernesto Vila-Sanjuán. Elogio del humanismo.


Debut novelístico de un relevante difusor cultural -recomendamos un interesante y entretenido volumen de crónicas culturales, 'Pasando Página', también en Destino- que lo sitúa en el ámbito de la ficción a la altura de su obra precedentbe. "Una heredera de Barcelona" es una narración que transcurre en la Barcelona de 1920, una época llena de incertidumbre y violencia, choque de trenes ideológico y moral que pilla al protagonista, un abogado humanista de los que ya no existen , justo en medio.



El autor ha trabajado a fondo la parte histórica y documental, de forma que, literalmente, nos permite "pasearnos" por la época con realismo: desde los salones donde las aristocracia y la política asistían un tanto azorados a los cambios que se avecinaban -y estudiaban, dicho sea de paso, la forma de atajarlos- hasta los callejones turbios y las cuevas habitadas por seres humanos a los que la sociedad no atribuía la categoría de "personas". Y lo hace con habilidad de la mano de un personaje tan complejo como entrañable, el abogado a que hemos hecho referencia, que ve puestas a prueba sus convicciones en diversas circunstancias y sale de todas ellas intacto, pero más ponderado y abierto al conocimiento del mundo. Representa este Pablo Vilar la mesura que ejerciendo de punto de equilibrio ha logrado extraer lo mejor de las corrientes opuestas en épocas convulsas, sin duda guiado por esta declaración hermosa con la que es imposible no estar de acuerdo: "la ley es la única garantía que laa civilización ofrece al hombre en su lucha por la vida". Desgraciadamente ahora no tenemos Pablosvilares, sino opinadores voluntariamente cegados por los honorarios que unos u otros pongan en sus manos. En cualquier caso es admirable que en trescientas páginas consiga introducirnos con tanta profundidad en la época, a través también de la aparición de personajes históricos que apenas en un gesto o un pequeño diálogo ponen de manifiesto la diversidad de las posiciones enfrentadas. Desigualdades insoportables, fanatismo y encapsulamiento social son el entorno que este hombre bueno recorre con los ojos alerta y el juicio despierto. Inevitable pensar que con unos miles más como él, nada de aquello habría sucedido ni sucederá jamás.



El autor desarrolla el relato con una prosa sencilla y efectiva en la que no faltan a veces destellos poéticos, y se encarga de ensamblar las diversas tramas (el amor de Vilar por esa "heredera de Barcelona", en cierto modo su reflejo femenino; el enigma del asesino Dantón; las presiones a que se ve sometido el abogado hacia caminos opuestos; los casos de su vida profesonal que nos sirven igualmente para comprender la época...) con aparente naturalidad, pero seguro que no pocas dificultades de composición para que ninguna destacase sobre otras. El resultado es un libro sutil, apasionante y expansivo, que corre el riesgo de ser encasillado junto con los habituales artefactos comerciales de narrativa histórica. Se trata de una buena novela, accesible y entretenida, pero con tantas capas de lectura como nos sintamos dispuestos a explorar. Uno de esos libros, en conclusión, que nos devuelve el placer de la lectura en el más estricto de sus sentidos.


2 comentarios:

  1. Qué buena pinta, me lo he apuntado. Este tipo de libros me atraen mucho porque soy muy perezosa para los libros de historia, prefiero las novelas que tratan temas históricos, como lo que cuentas que está ambientado en los años 20.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Algo me ocurre con los comentarios, o se ha desconfigurado el asunto con la plantilla nueva, o el ordenador le tiene directamente manía a Viola (cosa imposible), porque borras los suyos:

    "Qué buena pinta, me lo he apuntado. Este tipo de libros me atraen mucho porque soy muy perezosa para los libros de historia, prefiero las novelas que tratan temas históricos, como lo que cuentas que está ambientado en los años 20.
    Un beso. "

    A mí me ocurre lo mismo, no me gusta nada la típica novela histórica, pero algunas como ésta son muchas otras cosas además, te la recomiendo.

    ResponderEliminar