domingo, 2 de enero de 2011

Dos de enero (diario de la bestia): Las Cigarreras, ilustradores de libros, Luis de Horna.


Comienza el año cultural con ilusión en Alicante. Prefiero ser posibilista antes que escéptico, máxime cuando partimos de la nada más perfecta. Los dos centros culturales que se están poniendo en marcha en la ciudad, Las Cigarreras y el MACA, son una promesa de futuro. Hará falta buena programación, abierta a la diversidad temática y formal -ya sobran espacios de cultura tradicional-, pero de momento apetece más sentirse esperanzado que comenzar a rezongar y mirar por encima del hombro.



Alicante tenía una carencia grave para una ciudad de su tamaño en la ausencia de esta clase de Centros. Es obvio que la situarán en el mapa con una eficacia y persistencia superiores a la de los eventos deportivo-cañí que tanto gustan en la tierra. Generarán un turismo diferente, ése atento a los programas de exposiciones a lo largo de todo el país, y que aprovecha cualquier ocasión para visitarlas. Aportarán una alternativa importante de ocio cultural para una parte de la población que la estaba demandando, no cabe duda, y el tiempo lo dirá, de que las cifras de asistencia acabarán siendo un éxito.

Esta mañana visitamos el Salón del Álbum Infantil ilustrado, una maravilla de exposición admirablemente comisariada, con un propósito didáctico que permite a los visitantes, adultos y niños, descubrir el verdadero alcance de este arte. Había unos cuadros excelentes de Luis del Horna, obras sobre madera e ilustraciones de libros, entre ellos uno de Eudora Welty, de actualidad literaria por las buenas ediciones de Lumen e Impedimenta.
Claro que una de mis ilustraciones favoritas de toda la exposición, por motivos obvios, fue ésta, -no dejéis, amigas y amigos, de leer el texto-:

Encantadora, aunque sólo sea para compensar el hecho de que, una vez más, nos impidieron entrar con Betty, aunque la llevásemos en brazos, aunque es cierto que aún no tenían claro el criterio. Qué lejos estamos de Francia, donde los animales pueden estar en todas partes.

Y al final, una pequeña sorpresa, me llevé un librito de Fernando Vicente con los retratos de escritores que ha venido publicando sobre todo en Babelia. Me encanta este de Capote:


El martes tenemos visita 'guiada' -a cargo de una amiga- a la exposición de Arte Normativo del MACA. Lo dicho, que el año empieza interesante. Cultura frente a la devastación de la crisis, cruzar la frontera, abrir la puerta del armario secreto y pasar a ese mundo siempre acogedor que nos rescata. Es la única receta eficaz y posible.

P.D.: próximas reseñas -a lo largo de la semana, espero-: el libro sobre Mozz & Marr, los discos de Trembling Blue Stars y los duranis, una maravilla de serie de TV -"Downton Abbey"- y algunas pelis.

P.D.: Una sugerencia para este domingo, con armónica de Johnny Marr, por cierto:

2 comentarios:

  1. Hola Francisco! feliz año nuevo! ya veo que lo has terminado y lo vas a empezar con ganas :)

    Qué bonito el centro cultural. En serio en francia dejan entrar a los perros en los museos ¿? yo la verdad es que no se si me atrevería a llevar al toby aunque pudiera porque si hubiese más perros mearía en todas las esquinas :p. de todos modos antes de permitir algo así habría que educar a muchos dueños de perros.

    un beso.

    ResponderEliminar
  2. Hola, Viola, gracias por pasarte.
    Pues sí que los dejan entrar en museos y restaurantes, pero en una de esas bolsitas de mano. Nosotros tenemos una especie de mochila que a partir de ahora llevaremos siempre encima. Seguro que Toby puedes meterlo en cualquier parte, con la cara de bueno que tiene.
    Espero que este año te traiga muchas cosas, todas buenas. Saludos.

    ResponderEliminar