miércoles, 2 de enero de 2013

Apuntes de 2013: niños y niñas.

Hace poco leíamos en una revista que el catálogo de una importante firma de juguetes holandesa había aplicado el criterio de evitar imágenes sexistas en la presentación de los juguetes. Así, podía verse a un niño y una niña interactuando con una tabla de planchar, compartiendo tareas, en definitiva, que a esas edades se perciben como juegos.

No cabe esperar lo mismo de España, donde el sexismo en la vida pública y privada sigue presente, infranqueable, a pesar de las declaraciones vacuas de los departamentos políticos correspondientes. Nos hemos acercado a una librería a comprar los regalos de navidad y nos hemos encontrado con este par de cajitas de trucos de magia y otros entretenimientos:
 














Desde la misma portada ya se les enseña que hay cosas que pertenecen invariablemente a las chicas, y otras a los chicos. Incluso en la de éstos se deja bien claro que su contenido está vedado para ellas. Cuesta encontrar justificación a semejante estupidez, sobre todo cuando el interior, tan supuestamente marcado en cuanto al sexo, lo es si acaso por el impresentable subrayado del comerciante, y nada más.

Y al verlo no podemos evitar pensar que la historia de 2013, en lo que atañe a cuestiones como la igualdad o la violencia de género, ha comenzado a escribirse en la cubierta de estas cajitas de juegos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario